lunes, 12 de octubre de 2009

¡¡¡Un escaparate de miedo!!!




Me gustaría que todo aquel que visite este blog, observe el trabajo de escaparatismo que se realiza en la tienda Australian Kids.

Con presupuesto limitado se pueden hacer maravillas en un escaparate, sólo es cuestión de dar rienda suelta a la imaginación y poner el proyecto en marcha.

Creo que ha quedado muy bonito, pero ya nos direis... se admiten comentarios.

Además tenemos un 15% de descuento hasta el 25 de octubre!!! (excepto ofertas especiales), y para todas nuestros seguidores de blog sorpresa adicional: "susto o trato"... y para descubrirlo... os esperamos.

Saludos desde Australian Kids.

5 comentarios:

Pepi dijo...

Jajajajaja........que chulooooo......si lo que hay que hacer es tener imaginació y de eso vas sobrá. Precioso vaya suerte que tienen los niños de hoy en día contar con una tienda como la tuya. Un besote.No se si te lo dije en la otra entrad, si ya se que soy pesada, pero porfa quita la palabra de los comentarios así es mas facil visitarte. Gracias.

mademoiselle poups dijo...

Es verdad!!! No habia visto que te publicaron un articulo en Menudamoda. Enhorabuena!!
Me gusta mucho esta pàgina.

No todavia no hago solamente dos tallas de sacos: 0-6 meses y 6-12 meses. En la proxima coleccion.
Pero venden en H&M hasta 3 anos. No es la misma qualidad pero te puede servir.

Un beso

nonin-nonero...cascabelero dijo...

Te han quedado divinos, Mayte. El disfraz y la calabaza son un punto!!! que original.
Quien te vera en navidades buscando unos renos y un papa noel para poner en el escaparate, pero de tamaño natural ehhhhh.

Un besito guapa y nos vemos

Australian Kids dijo...

Me lees el pensamiento... ya estoy pensando en los próximos escaparates. Y el de Navidad es muy, muy especial!!!

Australian Kids dijo...

Se vendió la calabaza!!! el disfraz, esta mañana. Impresionante... el papá no quería esperar a que lleguen a tienda. No imaginé que gustaría tanto. Mas bien fue capricho y cabezonería mía. Que me encanta disfrazar a los niños sin que necesariamente sea una ocasión especial.
Ya vereís cuando saque el elefante...